abr 272010
 

La agresividad es la tendencia a actuar violentamente. Esta tendencia se puede activar súbitamente ante la presencia de una agresión, por medio del instinto de supervivencia, que nos incita a huir o a combatir.

Hay personas más agresivas que otras. Mientras unas reaccionan ante la violencia con gran celeridad e ­ímpetu, otras apenas presentan oposición. La persona agresiva es propensa a la violencia y tiene a priori, una ventaja cuantitativa -pero no cualitativa- sobre la persona no agresiva.

El entrenamiento en la defensa personal Yawara-Jitsu tiene que contemplar dos facetas esenciales en el tratamiento y gestión de la agresividad: por una parte el control de la misma en un enfrentamiento. La agresividad descontrolada no sirve de nada ya que tenemos que mantener la mente frí­a, y encauzar la agresividad mediante la técnica apropiada. De otro lado, hay que entrenar asiduamente en situaciones de emotividad, ya que esta se dispara en situaciones de peligro, espoleada por el instinto de supervivencia. Si no hemos entrenado nunca en estas circunstancias, la reacción puede ser de bloqueo mental y fí­sico, ya que la sensación es completamente distinta de la experimentada en clase, y el reflejo condicionado no se produce correctamente.

No te dejes amedrentar por alguien agresivo. Mantén la calma. Recuerda que la agresividad a menudo pretende esconder la inseguridad.

 Leave a Reply

(obligatorio)

(obligatorio)

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>